lunes, 8 de mayo de 2017

El Maravilloso Mago de Oz - L. Frank Baum

"Un cuento de mi infancia el cual no me arrepiento de rememorar."



Arrancada de su hogar en Kansas por un huracán, la pequeña Dorothy aterriza en un mundo desconocido. Comienza así una travesía junto a su perro Toto en busca de la única persona capaz de devolverlos a casa: el Mago de Oz.Durante su viaje hasta Ciudad Esmeralda, donde el hombre vive, se enfrentarán a un sinfín de obstáculos y peligros, pero contarán con inestimables aliados: un espantapájaros sin cerebro, un león sin coraje y un hombre de hojalata sin corazón.






Al principio del libro el autor nos cuenta la inutilidad de los cuentos pasados para inculcar conocimientos en los niños de hoy en día. Su historia busca otra perspectiva, según él, busca entretener a los niños puesto que la sociedad ya dicta unas reglas morales. En esto difiero un poco del autor. El Mago de Oz es una historia que seguramente nos ha acompañado a todos durante nuestra infancia, y sí, es cierto que no tiene ninguna enseñanza implícita como la tiene La Caperucita Roja entre otras historias, pero si que nos muestra unos pequeños esbozos muy sutiles sobre la vida.

Primero de todo esta la razón de la existencia de la historia, Dorothy desea, una y otra vez, lucha, anda y ruega poder volver a casa por que... No ha nada mejor que el hogar. La importancia de la familia esta reflejada en todo momento en el cuento.
La segunda cosa que nos esboza esta historia es la importancia de la sabiduría y la utilización del cerebro. El espantapájaros desea un cerebro, para así poder ser inteligente. Y se demuestra durante la aventura la necesidad de uno para sobrevivir.
Y por último el mensaje que encuentro más importante, todo lo que puedas desear se encuentra en tu interior. El espantapájaros desea un cerebro, el Hombre de Hojalata un corazón y el León Cobarde valor, acuden a Oz para conseguir sus deseos. Oz, al que todos ya conocemos como gran falsante y timador, embauca a nuestros tres amigos para hacerles creer que han cumplido su deseo, pero la verdad es que son ellos mismos los que desarrollan sus capacidades sin necesidad de algo físico a lo que referirse. El espantapájaros, antes de conseguir el cerebro, es el que la mayoría de las veces encuentra la solución al problema. El Hombre de Hojalata necesitado él de un corazón cuida siempre de los demás y intenta no lastimarlos (Aún que si que es verdad que mata a muchos animales sin mirárselo dos veces). Y el León Cobarde arriesga su vida en varias ocasiones para salvar a sus amigos.

Después de estas reflexiones puedo decir que volver a leer El Mago de Oz ha sido una muy buena decisión, he pasado de centrarme en la aventura en si para poder ver los pequeños detalles que inculca el autor.

P.d: Me he enamorado de las ilustraciones de la edición de Penguin Clásicos que he leído.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

TOP 5 BOOKS EVER READ