martes, 18 de octubre de 2016

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas - Laura Norton

"Realidad, amor, humor y música pero ni rastro del karma"





Si estás leyendo estas líneas  es que te ha llamado la atención el título.¿Te gustaría decírselo a alguien?¿Serías capaz de decírtelo a ti mismo?Y lo más importante: ¿te gustaría mantener durante un buen rato la sonrisa que se te ha quedado en la cara? Pues esta es tu novela.Te podríamos contar con más o menos gracia de qué va la cosa, para que te hicieras una idea: que si la protagonista, Sara, es muy maja, que si tiene un trabajo muy interesante (es plumista, ¿a que nunca lo habías oído?), que si es un pelín obsesiva y alérgica a los sobresaltos... Por supuesto, la vida se le complica y se encuentra con que su piso se convierte en una especie de camarote de los hermanos Marx cuando en la misma semana se meten a vivir con ella su padre deprimido, su hermana rebelde y su excéntrico prometido y, sobre todo, el novio al que lleva mucho tiempo sin ver... Pero mejor no te lo contamos porque te gustará leerlo. Lo único que necesitas saber es que, desde el título, te garantizamos unas cuantas horas de descacharrante diversión como hacía tiempo queno disfrutabas.









El estreno de una película siempre es una buena excusa pera empezar ese libro de la estantería que siempre te mira con pena al pasar por que aún esta sin leer.

Empecé este libro preguntándome a que se refería el título. La primera vez que lo leí - escondido entre los lomos de otros libros en un abarrotada librería - me dio la sensación de ser uno de esos libros de autoayuda con metáforas sobre la vida y pensamientos reflexivos escondidos tras una novela. Pues no, nada que ver.
¿De dónde surge el título? ¿Una frase ingeniosa? ¿Un consejo? ¿O algo relacionado con la historia? Ahora que he terminado el libro puedo decir con gran satisfacción que es un 20% frase ingeniosa, 10% consejo para la vida i 100% - 20+10+100=130%, os digo que soy buena en mates, de verdad de la buena - en relación con el libro.
No os voy a decir quien es el/la "gilipollas" del libro por que os quitaría toda la salsa de los espaguetis (POR QUE LAS METAFORAS DE COMIDA SIEMPRE SON BIENVENIDAS).

La historia empieza algo lenta, te cuenta con mucho detalle la infancia de Sara, se hace algo pesado - los primeros cinco capítulos, pero con deciros que me lo he acabado en dos sentadas, en dos días para ser exactos, la primera de 5 capítulos y la segunda de los 14 restantes os digo poco pero os lo digo todo (por que deciros siempre intento deciros algo) -, pero la realidad es que te pone en posición y te introduce a todos los personajes con mucho detalle pero sin agobiarte ni hacerte confundir conceptos.  Lo que se dice una puesta en escena fácil de asumir.
Después del esto el libro viene rodado. El final ha sido un poquito predecible, y digo poco por no decir que venia de cajón si o si (pero por mi empeño en que las cosas acaben bien más por estar cantado). Y, como pasa con toda historia que termina bien, el final me ha gustado mucho.

¿Quien se resiste a un final feliz? A parte de los sadomasoquistas, claro está. Aunque, mirándolo por otro lado ellos obtienen su final feliz de una manera más macabra, pero lo obtienen (vaya reflexión os he colado aquí para acabar la reseña ¿eh? Que hasta me estoy quedando sin hoja y voy escribiendo en lo márgenes, los cuales ya casi ni me quedan) Bueno, ya paro que mi gata reclama su alimento y mi atención.




Entre todo este rollo que os he metido - que sepáis que mi gata ya está alimentada, me iba ir a dormir, me he acordado de esto y he tenido que empezar una hoja nueva por que ya no había márgenes- esta historia os va a sacar más de un puñado de sonrisas. Conversaciones, comentarios, pensamientos,... tan irrealistas, ciertos y graciosos que os van ha hacer que os preguntéis de que familia de locos se ha inspirado la autora (si es que lo ha hecho de alguna).
A todo esto otro comentario y ya acabo (pinky promise). La protagonista, Sara, con un profesión nada usual y su pequeña tienda es algo estupidilla (y lo pongo con -illa por que no va a malas y es un estúpido adorable y sincero), no te hace perder la paciencia y con la cual empalizas de una manera o otra.


PD: Jo, dos hojas de croquis ¿Serà que estoy con la euforia post libro? ¿Que el libro me ha encantado? ¿O vendrá de esta extraña sensación que tengo de estar haciendo mi ya enorme letra más grande de lo normal?

NO CULPES AL KARMA DE LO QUE TE PASA POR GILIPOLLAS - PROXIMAMENTE EN CINES. Por aquí esta el trailer.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

TOP 5 BOOKS EVER READ