sábado, 1 de octubre de 2016

El noviembre de Kate - Mónica Gutiérrez

"Todo el mundo quiere un jardín salvaje, un bar escondido y una historia tan preciosa como esta. Por desgracia solo Kate lo ha tenido (de momento)."





Kate vive en un edificio antiguo como su propia tristeza y hace tanto tiempo que se ha dejado llevar por la rutina que ya no recuerda el sentido de los pequeños detalles, la aventura escondida en las sorprendentes pistas cotidianas. Un extraño jardín y una emisora de radio colgada del cielo en una buhardilla de madera constituyen su refugio para ese otoño. Y, sin embargo, aunque en la pequeña ciudad de Coleridge todos ignoren las advertencias de un excéntrico meteorólogo, el tiempo está a punto de cambiar el noviembre de Kate de la mano de un hombre bueno con planes de venganza, un sábado de tortitas y la risa de los argonautas.






¡¡¡SOCORRO!!! No encuentro mi libreta... me toca escribir esta reseña en una sosa página de papel blanco. ¡Que se le va ha hacer! (Llorando por escribir la reseña de un libro tan bueno en una hoja tan sosa.)


He acabado este libro con la mejor ambientación posible - No ha sido en una preciosa selva se un jardín escondido por desgracia - pero el te y las gotas de lluvia que salpican en la ventana han sido sin duda unos buenos sustitutos.

La historia nos la narran Kate y Don, la primera algo rarita (en el buen sentido) y el segundo algo malo explicando ( algo que nos deja muy claro desde el inicio de la historia y mantiene hasta el final, cosa que me encanta).
Es una lectura rápida, y por decir rápida digo que engancha como ninguna y cuando te quieres dar cuenta estas a diez paginas del final. Así que no os esperéis las 500 páginas de Grey. ¿Me hubieran gustado tenerlas en esta historia? Sí, claro que sí ¿Las tengo? No ¿Y que he hecho? Cerrar el libro y llorar en un rincón rezando por que mágicamente aparecieran más.

El feelgood - por que definiendo las palabras por ellas mismas se entiende todo MUUUCHO mejor -es feelgood.
Me he pasado toda la novela con la cancioncilla de Icona Pop en la cabeza. I DON'T CARE, I LOVE IT. Por que así me he sentido durante todo el rato. No hay malos rollos, sino una sensación de felicidad que te acompaña por el camino. Con esto no quiero decir que todo el libro sean rositas, no, ni mucho menos, pero la autora nos lo cuenta de una manera que te lo hace todo más llevadero. La amas de principio a fin.

Las conversaciones paralelas son la especialidad de la casa. Si las normales ya son buenas, espera ha llegar a una de estas. Una sonrisilla escondida en medio de una estación de tren, un jadeo en medio de una sala de espera, te alegra el día definitivamente.
Ligera, entretenida, sin descripciones sin salida o observaciones insufribles de cinco paginas.

Terminé este libro pocos días después de asistir a la presentación que la autora hizo en Barcelona.
Conocer autores siempre es algo peliagudo. A través de la escritura nunca se llega a descubrir la personalidad del autor, intuyes ciertos matices, pero no mucho más. Pero conocer a Mónica fue la bendición de conocer autores.
Después de escuchar a otros lectores apasionados como tu y yo y mi propia experiencia con el libro, no dudéis en que aquí poco haya otra entrada con Mónica Gutiérrez en el título. Cuéntame una noctalia y Hotel en ninguna parte esperan ahora en mi ebook a que los abra.

Musiquilla que resuena de fondo: Icona Pop - I Love It








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

TOP 5 BOOKS EVER READ