Tienes hasta las 10 - Francisco Castro

"De pista en pista vas pasando las páginas hasta toparte con una chocolatina alemana al final"






Antonio no daba crédito al correo electrónico que acababa de llegarle... Era de su padre, fallecido el día anterior.
Así comienza Tienes hasta las 10, una emocionante historia de intriga y suspense en la que Francisco Castro construye una trama que contiene, a su vez, muchas historias diferentes. A través de correos electrónicos, cartas y otros tipos de pistas misteriosas y sorprendentes, el propio padre del protagonista después de muerto, o alguien que se hace pasar por él, va a forzarlo a investigar un suceso terrible del pasado que aún no ha sido resuelto.
Libros misteriosos, venganza desde el más allá, historias de amor que deben permanecer ocultas, todo un conjunto de tramas en una novela que recorre no solo la historia reciente de España y Galicia, sino también los corazones de los amantes que lo son de verdad.






La intriga de la historia y la facilidad de la lectura han hecho que el libro volara de mis manos.

Si me pidieran que separara la historia en partes lo tendría bastante claro.
La primera sería sin duda las sesenta paginas iniciales de descripciones y duelo que se hacen un poco eternas.
La segunda seria las 260 paginas siguientes. Toda la acción se desarrolla el libro te engancha y te preguntas por el final. Se hacen muy entretenidas, entre pistas, misterios y chocolate hace que se te pase volando. Finalizaría esta parte con un monologo de nuestro personaje principal dudando todo lo que sabe y conoce.
Y las últimas 35 páginas serían la ultima parte. Estas han sido algo flojas, después de todo el misterio el resultado final me ha dejado un poco mal.

Me gusta el libro, me ha tenido enganchada bastantes horas preguntándome a donde me llevará.
La lectura es muy amene, y no solo por su facilidad si no también por como se extiende y hace que las ideas y pistas capten sentido. Nuestro personaje hace unas reflexiones y observaciones que te dejan anonadada. El ritmo es fácil de llevar, el Castro crea melodías en su escritura, rimas entre frases  con una melodía liviana, te da la sensación de estar leyendo prosa.

El libro te envuelve y simpatizas con los personajes. Ha sido delicioso, aun que el final no haya sido lo que yo me esperaba.







Comentarios

Entradas populares de este blog

Juega conmigo - Anna Katmore - Equipo Grover Beach 1

MELANIE: Una novela de zombis - M. R. Carey