Entrada destacada

TOP 5 BOOKS EVER READ

CURRENT READS

Kafka en la orilla
American Gods
Ella Enchanted
The Power


Laia Perez's favorite books »

viernes, 13 de mayo de 2016

Un monstruo viene a verme - Patrick Ness

Misteriosamente fantástica. Una historia para amar de inicio a fin. No lo podrás evitar. Conor. 




Una historia emocionante y extraordinaria sobre un niño, su madre enferma y el monstruo que viene a visitarlo. Siete minutos después de la medianoche, Conor despierta y se encuentra un monstruo en la ventana. Pero no es el monstruo que él esperaba, el de la pesadilla que tiene casi todas las noches desde que su madre empezó el arduo e inacabable tratamiento. No, este monstruo es algo diferente, antiguo… Y quiere lo más peligroso de todo: la verdad.

"Y una parte de ti deseaba que aquello se acabara, aun que eso significara perderla."- Un monstruo que viene a verme.


Un relato sobre la aceptación de la muerte, la verdad interior y la culpa.
Nuestro protagonista, Conor, de trece años tiene una madre en el filo de la vida. Un chico invisible a sus compañeros, perdonable a sus errores y enfados.
Conor se enfrenta a la enfermedad de su madre con dos opiniones y deseos muy diferenciados, el primero, la mejora de su madre y el segundo, el que acabe su sufrimiento. Su auto engaño al decirse que su madre puede ser salvada de su enfermedad, le lleva, subconscientemente a una llamada de auxilio.
Un monstruo es presentando, un símbolo de su subconsciente, un Pepito Grillo que le lleva a la verdad, a la aceptación de sus propios deseos al enfrentamiento con su propia pesadilla.
Esta pesadilla es un símbolo de su culpa, el querer que finalice el sufrimiento de su madre. El deseo de Conor de acelerar un proceso inevitable para menor sufrimiento de todos es una verdad que es aceptada durante la historia.
Esta apasionante historia nos lleva a querer aceptar nuestras verdades, nuestros deseos internos, y citando a la madre de Conor, a enfadarnos, por que esta bien, por que es lo correcto, por que es lo necesario y a no arrepentirnos de ello.
Conor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario