viernes, 22 de abril de 2016

Oye, morena ¿Tú que miras? - Megan Maxwell

Una historia divertida para pasar el rato, pero no una para adorar 




Una divertidísima comedia romántica que nos recuerda que, aunque el amor tiene fecha de caducidad, a veces puedes conservarlo para toda la vida
Una divertidísima comedia romántica que nos recuerda que, aunque el amor tiene fecha de caducidad, a veces puedes conservarlo para toda la vida.Hola, soy Coral. Siempre fui una romántica empedernida, hasta que el género masculino me rompió el corazón. Después de varios desengaños, os juro que me dije a mí misma que no iba a permitir que nadie más me hiciera daño. ¡Qué bonito es el amor, pero menuda mierdecita es sufrir por él! Hoy por hoy me considero una mujer relativamente feliz. Trabajo como repostera, tengo unas amigas increíbles y una preciosa hija a la que adoro. En cuanto al temita hombres, lo único que pretendo es disfrutar de un sexo divertido con ellos y poco más. Sin embargo, debo confesar que hay uno que hace que se acelere mi atontado corazón cada vez que lo veo. Se llama Andrew y es el jefe de seguridad de las giras musicales de mi amiga Yanira.Andrew es un bomboncito alto, de ojos oscuros, moreno y terriblemente atractivo. Y si a eso le sumas que conduce una moto y que tiene ese puntito canalla en su mirada que me vuelve loca, ¡ni te cuento! Pero Andrew es esquivo en lo que se refi ere a las relaciones amorosas, y eso me hace pensar que a él también l...

Me niego a decir que ha sido una pasada de novela. Por que, personajes aparte, es una historia de amor con un argumento un poco trillado.
Al inicio de la novela, mi primera impresión sobre Coral, nuestra protagonista, fue que era... va, no voy a ser sincera total, una paleta de pueblo. La típica española cotilla chismosa y si educación. Yo, con mi cabezoneria me niego a opinar de algo que no conozco, así que a pesar de mi disgusto con la protagonista me obligue a mi misma acabarme el libro.
Con el paso de los capítulos llegué a odiar un poco menos a Coral, llegas a pillarle cariño. Respecto a reflejar la fuerza innata de las españolas y la cabezonería típica de nosotras, Maxwell es una autora que lo sabe hacer muy pero que muy bien.
Por otro lado tenemos a nuestro típico sex simbol, guapo de rechupete y buenorro a rabiar. Andrew es algo enigmático en cuanto a sus sentimientos, un poco oscuro, pero en cuanto se libera resulta ser un personaje de lo más entretenido.
Así que aqui me encuentro, en el centro del campo de batalla. Por un lado el enamoramiento hacia nuestro chico y por otro el odio absoluto hacia nuestra protagonista y narradora. No puedo negar que la historia llega a engancharte solo por el lío de interrogantes que hay en historia.

Una historia de amor bonita, un libro para pasar la tarde. Pero, yo que acostumbro a releerme los libros pasado un tiempo solo por el placer de revivir un amor ya conocido, como quien mira su álbum familiar, este libro no será uno de esos muy a mi pesar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

TOP 5 BOOKS EVER READ